Convocatorias Seminarios Clasificados Vínculos Archivo
Bienvenido, hoy es sábado 25 de octubre de 2014
Número 134
Contenido
Portada
Presentación
Semblanza
Breviario
Secciones
-Ciencia y Tecnología
-Cultura
-Innovación y Desarrollo
-Los lectores dicen...
-Nuestros estudiantes
-Política Científica
-Qué nos interesa
-Recursos Materiales
-Un taco de lengua
Artículos
Especiales
Información
¿Desea colaborar?
Directorio
Estadísticas
Consulta el
Manual de estilo
del CICESE
Sección de
Caballito de mar, un pez muy peculiar
NOTA: Esta noticia se publicó en la gaceta número 73
 

Versión para impresión
 
Otras noticias

[MÁS]

Hace tiempo que los caballitos de mar empezaron a despertar interés entre la comunidad científica tanto por su aspecto, poco propio de un pez, como por la facilidad con que se pueden conservar ejemplares disecados y por las diversas propiedades curativas que se les han atribuido a lo largo de la historia.

En México, actualmente se hace investigación en torno a estos seres, en los estados de Sonora y Sinaloa, principalmente. En Ensenada, hasta donde se tiene conocimiento, se comenzó a trabajar con el caballito de mar mediante el proyecto de "estudios básicos para el conocimiento de los peces nativos de Baja California", el cual está a cargo del Dr. Benjamín Barón Sevilla, investigador del Departamento de Acuicultura del CICESE, quien comentó, en entrevista para TODOS@CICESE, los pormenores de dicho proyecto.

El doctor Barón nos platicó que el objetivo es conocer aquellas características de la biología de este organismo que permitan su propagación, su cultivo.

Al preguntar a nuestro entrevistado ¿por qué se interesó en estudiar al caballito de mar?, respondió: "Hay varios motivos. Uno de ellos es meramente científico, ya que son organismos muy especiales dentro del grupo de los peces, de hecho, muchas personas no saben que lo son y los consideran crustáceos o cualquier otro organismo, y son peces como cualquier otro, su única diferencia con el resto de ellos es su estructura corporal, pero tiene los mismos órganos, tienen branquias, tracto digestivo igual, se reproducen igual pero los huevos los ponen de manera muy especial (de la cual hablaremos más adelante). Entonces, en ese sentido el interés científico, como biólogos que somos los que participamos en este proyecto, es conocer su biología, es decir, cómo se reproducen, cómo crecen."

La otra razón por la que Benjamín y su equipo estudian estos organismos obedece a que tienen un mercado muy importante a nivel mundial. "El principal importador de caballito de mar es China, la medicina tradicional de ese país demanda una cantidad muy grande de caballitos de mar, más o menos 20 millones anualmente y en ese mercado participa México. Otro mercado muy importante es la acuariofilia, ya que como pez de ornato es muy atractivo, por muchas razones, entre las principales es su parecido con los caballos y su forma de reproducción.

El objetivo del proyecto es conocer aquellas características de la biología que permitan la propagación, cultivo de una de las 32 especies de caballito de mar que existen el Hippocampus ingens. El procedimiento a seguir, según comenta el doctor Barón, es en principio estudiar los procesos de alimentación, que es lo que se está haciendo en este momento, porque es uno de los principales cuellos de botella con este animal, ya que la poca información que hay respecto a esta especie dice que su eficiencia para alimentarse no es muy alta, o sea que no utilizan en alimento eficientemente. "Es por eso que estamos haciendo un estudio con un enfoque bioenergético con la ayuda de Ma. Idalia Sandoval Núñez, una de nuestras alumnas de doctorado, quien está estudiando como, el caballito de mar, utiliza metabolitamente el alimento que come para producir energía, crecer, moverse.

Cabe mencionar, continuó, que Idalia esta haciendo un esfuerzo increíble con estos organismos, ya que es quien se encarga del mantenimiento y cuidado de todo lo que tiene que ver con los caballos."

Nuestro entrevistado señaló que están por iniciar otra parte del proyecto, con la ayuda de un estudiante de maestría, la cual consistirá en estudiar el desarrollo larval, "ya que a pesar de que estos organismos cuando nacen están muy desarrollados y listos para comer por sí solos, tienen un problema de flotación: los peces tienen una estructura que se llama vejiga gaseosa, la cual les permite mantener una posición en la columna de agua (como si fuera una bolla: se infla y suben, se desinfla y se sumergen). En estos peces, cuando son muy pequeños, aparentemente la vejiga se infla de más y al flotar no tienen control sobre suposición en la columna, por lo que no pueden comer y mueren."

Durante el estudio larval del caballito de mar se van a probar dos causas principales: una de origen bacteriano y otra de origen físico, que tiene que ver con la sobre saturación de gases en el agua, se van a hacer experimentos orientados en esos dos sentidos para pasar esa etapa critica del desarrollo. "Una vez que se haya pasado esa etapa se estará en posibilidades de producir cantidades importantes de caballitos y en ese momento se estará más cerca de tener una técnica bien establecida para la propagación, y finalmente este proyecto, al volverse ya una actividad productiva, puede tomar varias rutas, una de ellas puede ser el repoblamiento y la otra es el comercio.

Dado el gran interés que producen los caballitos de mar, debido a su forma tan característica, el doctor Barón dio respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes en torno a estos maravillosos peces.

Caballito de mar

¿Qué son?

A veces, la especialización de estructuras de ciertos organismos es tal, que nos hace difícil la tarea de conocer a que grupo pertenece un determinado individuo. Este caso se da con el caballito de mar, un organismo marino que a primera vista se asemeja a la versión acuática de un corcel. A pesar de su peculiar aspecto, los caballitos de mar no son más que peces óseos pertenecientes al grupo de los teleósteos.

¿Cómo se reproducen

Estos organismos alcanzan la edad reproductiva muy rápido, hay algunas especies que a los 6 meses, de nacidos, ya se están reproduciendo. Ponen huevos como los demás peces pero, la particularidad es que la hembra deposita los huevos en un saco que tiene el macho en el abdomen, en donde los fertiliza e incuba. Todo el desarrollo equivaldría al desarrollo embrionario de un mamífero en esa especie de "vientre" y mediante un proceso similar a un parto nacen los caballitos totalmente formados. Estos peces viven de 5 a 6 años, aproximadamente.

¿Cuántas especies hay?

Hay aproximadamente 32 especies, la mayoría habitan la zona del océano Índico. En México se conocen cuatro especies, de las cuales sólo una se localiza en el pacífico, el Hippocampus ingens (que es el que se está estudiando en CICESE a través del proyecto del Dr. Benjamín Barón.) Esta especie se distribuye, más o menos, desde la mitad de la península de Baja California hasta la frontera entre Perú y Chile; en el norte se ha llegado a detectar su presencia hasta la bahía de San Diego, California, pero esta distribución norteña está muy asociada con el fenómeno de "El Niño", ya que con este fenómeno las corrientes de agua cálida llegan más al norte y los caballitos tienen la posibilidad de desplazarse siguiendo estas corrientes cálidas.

¿De qué se alimentan?

Se alimentan de zooplancton y básicamente de micro crustáceos. Aquí el doctor Barón hace un paréntesis y comenta que en el laboratorio están alimentando a los adultos con mísidos y micro crustáceos marinos; en las etapas tempranas los alimentan con rotíferos, nauplios de artemia, y a los juveniles o sub-adultos los alimentan con artemia adulta y mísidos.

Para cerrar el paréntesis comento "y aquí hay otro reto, el sustituir el alimento vivo por alimento formulado, ya que este alimento es muy caro."

Sus depredadores

Los caballitos de mar juveniles son muy vulnerables a los depredadores: la mayoría de los peces piscívoros (comedores de peces); los adultos no tienen muchos depredadores naturales, probablemente por ser difíciles de encontrar debido a que se mimetizan.

¿Cómo se camuflan?

Los caballitos de mar se camuflan gracias a su mimetismo, es decir, a su propiedad de asemejarse, principalmente en el color, a los seres u objetos entre los cuales vive. Esta habilidad la utilizan como su principal estrategia de defensa, ya que son organismos muy pasivos, no tienen toxinas (o por lo menos no hay ningún registro que lo indique), no tienen espinas o estructuras de protección mecánica.

¿Cómo nada?

Nadan en posición vertical con la ayuda de una aleta dorsal, la cual es su principal medio de propulsión, y sus aletas estabilizadoras, las cuales están pegadas al cuello. No nadan muy rápido, pero cuando lo hacen a su velocidad máxima enrollan la cola.

Se desplazan poco, ya que normalmente se encuentran sujetos a una rama en su ambiente natural, ellos habitan en zonas de coral, pastizales o donde hay mantos de macro algas; por lo general están sujeto a la vegetación y ahí están quietos. Se desplazan poco porque son acechadores y están esperando a que el alimento pase flotando cerca de ellos para atraparlo, con su potente aparato succionador.

Algunos beneficios del caballito de mar

En el ámbito científico se ha encontrado, en experimento con ratones en laboratorios, que el caballito de mar estimula la producción de ATP, molécula que nos provee la energía para todas nuestras funciones fisiológicas.

Por otra parte, se cree que estimulan las funciones sexuales. También, mediante pruebas de laboratorio en ratones, se ha encontrado que este pez estimula el incremento en el tamaño de la próstata. Eso implica que se producen ciertas hormonas o sustancias que tienen que ver con la reproducción.

En la medicina tradicional china se utilizan para tratar diferentes enfermedades de las vías urinarias, respiratorias y como estimulantes de la salud en términos generales.

Por último, el Dr. Benjamín dijo que la manera de reproducción del caballito de mar hace que éstos sean muy atractivos para mucha gente, sin embargo, el venderlos como ornamento es un mercado muy importante a nivel nacional -al igual que en Asia- lo que ha causado un impacto muy grabe en las poblaciones nativas.

"En México no hay registros ni estadísticas que confirmen que las poblaciones de caballito están alteradas o que han sido disminuidas por sobre pesca, pero a nivel mundial hay evidencias claras de que la sobre pesca los está acabando".

Por tales hechos, actualmente hay una iniciativa internacional para poner a los caballitos de mar dentro de la clasificación de especies amenazadas, que en este momento está tomando mucho auge, ya que muy recientemente la agencia CITES, la cual se encarga de revisar el tráfico de especies de flora y fauna silvestres, hizo una convocatoria a todos los países miembros para reunirse y discutir la inclusión en sus apéndices de especies amenazadas a nivel internacional a los caballitos de mar. México está incluido en esa consideración, y la reunión en la que se va a tomar la decisión se llevará a cabo en el invierno de 2003 en la Ciudad de México.

@Laura A. Ruiz E. S.


Regresar
 

TODoS@CICESE es una publicación electrónica del Departamento de Comunicación para el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), registrada ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (04 - 2002 - 041913345800 - 203). Se permite la reproducción total o parcial citando la fuente. Las notas son responsabilidad de sus autores. Esta página es realizada y mantenida por el Departamento de Comunicación. © Derechos Reservados.